30 jul. 2014

bipolaridad

Quiero desaparecer, volverme humo.
Sólo pasó un día que ya es un malestar todo mi al rededor.
Cómo te necesito, como te necesitó
en lo cotidiano, en las sorpresas, en lo vulgar.
Quisiera que estés acá, dandome fuerzas,
obligandome a sonreír,
secandome las lágrimas con esas manos
que alguna vez tocaron mi cuerpo,
diciendome que todo pasa
que el orgullo no alcanza
cuando se habla de amor.
Pero ni un perdón es aceptable
a semejante moustro del recuerdo.
Pero te necesito en lo cotidiano,
y ese día a día es hoy.
No hablo de disculparte,
hablo sólo por hablar.
Quiero tenerte cerca,
para después mandarte a volar.

29/07/2014

Ayer era un año más de nuestro primer beso, y por ese motivo te había hecho una carta.
Estaba tan ilusionada en verte, tomar mates, pasar la tarde con vos. Había comprado galletitas, "oreo" encima para gastarte un rato.
No sé que pensar.
Me sentí una pelotuda, por creerte que no lo ibas a hacer más. Como te dije, no me importa de qué hayan estado hablando, ni tampoco los mensajes, ni cuál fue el motivo por el que tuviste que responderle. El tema es que lo hiciste.
Y hoy mas que nunca no quiero volver con vos, por respeto a mi misma. Si hubiera sido al revés, ¿no estarías haciendo lo mismo?
Confié en vos, te amé demasiado, venias a mi casa como si nada, te pagaba cosas cuando no tenias plata, tampoco me interesaba que la tuvieras, porque mi amor por vos iba más allá, más allá de todas las cagadas anteriores, de todas las veces que peleamos, más allá de tu situación económica, te todas las lagrimas y gritos, soñábamos en estar por siempre juntos, anotarnos en Octubre y estudiar juntos en la misma facultad, después irnos a vivir juntos, pasar todas las noches, hacer el amor, y si Dios quería formar una familia. Todo lo pensamos, y fue lindo.

Pero esta vez fue la desilusión más grande. Al menos fuiste sincero en decirme que ese mensaje era para ella...
No te lo puedo perdonar. O capaz sí, pero no hoy, ni ahora, ni dentro de unos días. No quiero sentirme más idiota de lo que me siento hoy. Para mi fuiste mucho, y haberme mentido así, diciéndome que no ibas a responderle más... No, Mauricio.
Disculpame, pero no, no lo permito. 
Por lo menos ahora sí vas a poderle hablar como si nada, nadie te va a "controlar" más, vas a dormir más noches en tu casa, vas a gastar menos en SUBE, vas a tener más tiempo para vos, vas a poder hacer las cosas que antes por mí no podías.
Lo único: las mentiras tienen patas cortas, y esta vez por hacer "mal las cosas" te deschabetaste vos solito.
Espero que de ahora en más seas feliz, tan feliz como yo no pude hacerte. Y quiero que sepas que después de que yo me mande una cagada parecida, no hable más con nadie. Sí, CON NADIE. Por amor y respeto a vos, porque sabía que cosas así te lastimaban. Te amaba, y mucho. Me parece que no me merecía algo así, ni tampoco merecíamos terminar nuestra relación de 2 años de novios de esta manera.

Otra vez, te amé y te voy a extrañar.


20 jun. 2014

Si el Capitalismo hablara...

Si el capitalismo tomara forma humana, ¿cómo sería?, ¿qué diría? La respuesta no es difícil. El capitalismo se nos presenta en personificaciones que muestran con claridad su talante. El mejicano slim, reputado como el más rico del mundo, rockefeller el magnate petrolero, cheney el dueño de la halliburton, los bush, al gore, putin, todo el comité central del partido comunista chino, los de la lista forbes, cisneros y mendoza, hasta los de la lista de los veinte mil millones de dólares, todos, son imágenes nítidas del capital. Tras ellos yace el monstruo moviendo los hilos de estas pequeñas marionetas engreídas que están obligadas a vivir, a actuar, de acuerdo a los intereses del capital. Simples esclavos con flux gris y corbatas de rayitas oblicuas.
Es así, el capital es un monstruo que, a través de estas encarnaciones, gobierna al mundo, dicta las guerras y acuerda la paz, destruye países y los reconstruye, contamina, ataca como una enfermedad al planeta, devasta bosques, lanza bombas atómicas, asesina Presidentes, envenena a revolucionarios, siembra el cáncer.
Somete al humano a la vida que a él le conviene, lo transformó en una máquina de consumo y de producción, lo condena a la miseria material y espiritual, lo privó de la naturaleza humana, es ahora  un “nohumano” capaz de violar las reglas más elementales de la especie, se transmutó en depredador de sus hermanos, condenado a vivir en soledad, náufrago en su propia isla llena de mercancía inservible.
El objetivo del capital es el mismo capital, reproducirse, crecer, expandirse como cáncer infinito, no tiene otra ley: “Si lo hace crecer es bueno, si da lucro es ético”. Por su egoísmo extremo, que eso es el capitalismo, es capaz de acabar con el planeta que lo alberga, exterminar la vida, él mismo cava su sepultura, junto a la sepultura de la vida.
El monstruo del capital actúa a través de los hombres marionetas, habla por su boca, mata por su mano, devasta por la gula de estos seres infestados que se hacen llamar empresarios, gobernantes.
Si pudiésemos hablar directamente con el capital y preguntarle cómo hace para mantenerse por siglos, cómo ha conseguido derrotar todas las insurrecciones, cómo consigue manipular a la humanidad toda y sumirla en el camino de su destrucción, hacer que adore a ese becerro de oro, o consultarle cuál es el secreto, el capital, con voz seguramente estruendosa, nos diría:
“Los intentos por vencerme han fallado por una razón fundamental: los revolucionarios no han tocado el origen de mi fuerza, se han perdido dando batallas en campos donde les es imposible ganar, confunden las metas, prestigian lo material. El centro de mi poder reside en el egoísmo, mientras el hombre sea egoísta, mientras las relaciones sociales sustenten el egoísmo humano, yo seré el rey, los gobernaré.
Los revolucionarios no han comprendido que yo, el capitalismo, soy la más refinada forma del egoísmo, perfeccionado por siglos, milenios.
Yo frente a una Revolución que no toque el egoísmo, del pueblo y de los gobernantes, sobre todo de los gobernantes, duermo tranquilo; mientras exista el egoísmo existiré. Por eso todas las revoluciones se han derrotado ellas mismas, siempre me he restaurado, y mi regreso es más rápido, más fácil que mi ida, que siempre es costosa.
Ahora bien, el día que encuentre a gobernantes capaces de pensar de forma suprapersonal, que con sentido religioso profesen el amor, que no caigan en la tentación de buscar adhesiones con prebendas materiales, que no cuiden el oropel del poder, ese día, sabré que comenzó mi fin.”

Fuentes: http://www.aporrea.org/actualidad/a190174.html

7 may. 2014

Una carta de mí, para mí.

Hola Camila. Soy yo, o vos misma. Quiero decirte algo, y quiero que me prestes atención. Tomalo como un consejo, una guía que espero que te sirva en este tiempo.

Hoy, Miércoles 07 de Mayo del 2014, a las 19.35hs tuviste la idea de seguir un camino diferente. No quiero que seas parte de este sistema capitalista, no quiero la verdad. No quiero que te sientas una ciudadana más que trabaje rompiéndose el lomo para llegar, a quién sabe, la nada misma. No tiene porque ser tu vida así, porque sabes que ella se encuentra alejada de todo eso.
Este fue tu último año de la secundaria, y obviamente era un año repleto de elecciones y decisiones. Todos tus compañeros, me incluyo, estábamos buscando lo mejor para nuestro futuro. Y ese futuro es hoy. Ellos tomaron rumbos diferentes, te alejaste y con otros te encontraste. Y ahora espero que no te dejes vencer por el mundo entero. Por eso te escribo esta carta.
A esta altura espero que hayas echo elecciones buenas con tu vida. No necesariamente las mejores, pero si las que consideres correctas.
Quiero saber que hoy te sentís libre, pero no libre de andar corriendo en pelotas por una pradera, o algo así. Espero que hayas elegido alguna carrera buena, como la que queriamos a esta edad, ¿te acordás? El deseo de servir a los demás. Quiero que seas útil para los que mas te necesiten, quiero que lleves esa vida humilde que tanto quisiste, sin excesos mas que de amor y felicidad. Que sepas que no necesitas un auto lujoso, ni una casa inmensa, o cualquier cosa por los que otros mueren. Que no necesitas demostrarle nada a nadie, no necesitas un vestido mejor que otra, no necesitas zapatos de marca ni comer en restaurantes caros. La verdad que no. Nunca lo necesitaste, y espero que no hayas cambiado. Acordate como nos crío mamá y papá.
Espero que la carrera que hayas elegido te de placer y lo necesario para subsistir. Y espero que después hayas estudiado lo que nos gusto siempre, el arte. Me gustaría mucho ver esas pinturas, esos dibujos, y espero que lo disfrutes y te hayas desarrollado profesionalmente. Y quien dice que ahora no estés en alguna provincia, alejada de Buenos Aires. Si no se pudo, no te amargues. La ciudad es linda, linda.
Hoy te sentiste muy decidida, por eso no bajes los brazos y hace todos los días lo posible para crecer más y más. Sentite orgullosa por haber llegado hasta ahí, ¿si? Sólo con 17 años tomaste esta decisión, nunca te rindas.
Espero entonces, Camila, que dentro de unos años no pienses diferente.
Y cada vez que dudes de eso, mires esto que escribí. Porque para eso me tome el tiempo, para que no te dejes llevar por la masa. Vos sos diferente, no te olvides.
Cuidate, cuida a los que mas amas. Perdona a todos aquellos que te hagan mal, y siempre recorda el pasado, pero mira para adelante. Ama a tu patria, respetala. Cuida la naturaleza y procura no hacer el mal. Recorda que el guía siempre tiene que ser Dios, quien aceptaste desde chica en tu corazón.

Buena vibra, paz.
Chau che. Nunca cambies.
Camila.

2 abr. 2014

El cadáver exquisito.

No sé si sabrán, pero este juego era muy popular entre los vanguardistas de la literatura, más que nada los poetas. Se juntaban y con simple ideas colectivas, es decir, una idea por persona, hacían poemas y versos hermosos. Es muy simple de jugar: solo tenes que tener un papel y una lapicera, lápiz, algo para escribir en fin.
Cada verso se escribe en un renglón, no mas de eso. Luego se dobla de tal manera que el siguiente en escribir no vea la idea anterior. Y así es como concluye un poema instantáneo, que mas que seguro no respeta la rima, ritmo y métrica.
Muchas veces no es necesario ni siquiera ponerse de acuerdo en un tema es específico. Es mu divertido, prueben.
Con mis primos y mi novio lo intentamos y el resultado fue este:

Los ojos del tigre se vieron a sus pies,
la caca ya no estaba en el inodoro.
"hiza ha loli" (?)
La casa
hongos entre los dedos de los pies.
Quiero torta de chocolate.

2 mar. 2014











... y que a partir de ahí sea todo tan único.


26 feb. 2014

Un adiós.

Hoy, aproximadamente al mediodía, estaba bailando con Mauri (mi novio) una canción de Cypress Hill. Después Molotov, y ya se fue al lomo con la música heavy de él, tipo Pantera, Down, etc.
Todo mientras cocinaba.
Justo, en ese momento, donde hacía algo tan común como hacer fideos con tucos, un hombre referente a mi futura carrera dejaba este mundo terrenal para irse con Dios. Sí, el Dr. Gonzales, Jefe de Pediatría del Hospital de Monte Grande, Zona Sur de Buenos Aires, Argentina.
A pesar de que él no me conocía, supo hacerme interesarme aún más en la Medicina. ¿Por qué? Simplemente con el relato, la explicación tan coherente, y su enorme devoción a la vocación de doctor. Un hombre realmente honrado, cristiano, con amor a la vida, a la naturaleza, a la salud. Hombre que tenia como "hijos" a todos los nenes de la guardia pediátrica que atendía. Un orador al bienestar, tanto emocional como físico. Pretendía el nuestro sin conocernos! Tanto que iba secundaria a secundaria, por toda Zona Sur, queriendo resolver nuestras preguntas e inquietudes. Realmente un hombre que no merecía partir de ese modo, y tan pronto.
Estoy muy triste, por él, por su familia, y su hijo, que además era mi ex-compañero de primaria.
Fuerzas Santi! Tu papá fue uno de los grandes, esos que no se olvidan.


17 feb. 2014

Nostalgia a socializar + Su Gimenez.

Como que todo venia raro.
Desde que se empezo a entrelazar todo un hilo de amores y líos, el grupo de amigos se fue dispersando. Unos por acá y los demas por allá. Obviamente que no todo quedo ahí: la droga, los excesos, el alcohol y noches que van a quedar en el olvido (me incluyo) fueron otra razon mas para que el grupo ya antes roto, se desarmara más.
Mientras tanto, mi salvacion aparecía. Un amor casi eterno.
Pero de igual manera, la brecha se iba extendiendo. Crecimos, nuestros intereses cambiaron, ya no tuvimos mas la relacion que solíamos.
Y cuando esto lo hablas con los mayores, suelen entenderte. "Los amigos no siempre son los mismos, de apoco lo vas a entender. Suelen cambiar de rumbo, preferir tal o cual cosa. Pero no te alarmes. A veces lo esencial no es tener un grupete".

Bueno, a sabias palabras de mi papá, viene mi depresion.