7 may. 2014

Una carta de mí, para mí.

Hola Camila. Soy yo, o vos misma. Quiero decirte algo, y quiero que me prestes atención. Tomalo como un consejo, una guía que espero que te sirva en este tiempo.

Hoy, Miércoles 07 de Mayo del 2014, a las 19.35hs tuviste la idea de seguir un camino diferente. No quiero que seas parte de este sistema capitalista, no quiero la verdad. No quiero que te sientas una ciudadana más que trabaje rompiéndose el lomo para llegar, a quién sabe, la nada misma. No tiene porque ser tu vida así, porque sabes que ella se encuentra alejada de todo eso.
Este fue tu último año de la secundaria, y obviamente era un año repleto de elecciones y decisiones. Todos tus compañeros, me incluyo, estábamos buscando lo mejor para nuestro futuro. Y ese futuro es hoy. Ellos tomaron rumbos diferentes, te alejaste y con otros te encontraste. Y ahora espero que no te dejes vencer por el mundo entero. Por eso te escribo esta carta.
A esta altura espero que hayas echo elecciones buenas con tu vida. No necesariamente las mejores, pero si las que consideres correctas.
Quiero saber que hoy te sentís libre, pero no libre de andar corriendo en pelotas por una pradera, o algo así. Espero que hayas elegido alguna carrera buena, como la que queriamos a esta edad, ¿te acordás? El deseo de servir a los demás. Quiero que seas útil para los que mas te necesiten, quiero que lleves esa vida humilde que tanto quisiste, sin excesos mas que de amor y felicidad. Que sepas que no necesitas un auto lujoso, ni una casa inmensa, o cualquier cosa por los que otros mueren. Que no necesitas demostrarle nada a nadie, no necesitas un vestido mejor que otra, no necesitas zapatos de marca ni comer en restaurantes caros. La verdad que no. Nunca lo necesitaste, y espero que no hayas cambiado. Acordate como nos crío mamá y papá.
Espero que la carrera que hayas elegido te de placer y lo necesario para subsistir. Y espero que después hayas estudiado lo que nos gusto siempre, el arte. Me gustaría mucho ver esas pinturas, esos dibujos, y espero que lo disfrutes y te hayas desarrollado profesionalmente. Y quien dice que ahora no estés en alguna provincia, alejada de Buenos Aires. Si no se pudo, no te amargues. La ciudad es linda, linda.
Hoy te sentiste muy decidida, por eso no bajes los brazos y hace todos los días lo posible para crecer más y más. Sentite orgullosa por haber llegado hasta ahí, ¿si? Sólo con 17 años tomaste esta decisión, nunca te rindas.
Espero entonces, Camila, que dentro de unos años no pienses diferente.
Y cada vez que dudes de eso, mires esto que escribí. Porque para eso me tome el tiempo, para que no te dejes llevar por la masa. Vos sos diferente, no te olvides.
Cuidate, cuida a los que mas amas. Perdona a todos aquellos que te hagan mal, y siempre recorda el pasado, pero mira para adelante. Ama a tu patria, respetala. Cuida la naturaleza y procura no hacer el mal. Recorda que el guía siempre tiene que ser Dios, quien aceptaste desde chica en tu corazón.

Buena vibra, paz.
Chau che. Nunca cambies.
Camila.

1 comentario:

  1. jajajajaj nunca cambien ! bueno que me escribire una carta de mi para mi !!!! te sigo te espero por mi blog besitos

    ResponderEliminar