21 jun. 2016

what a pity

Estoy mas que podrida de tirar todo el tiempo palos o ver que vos también lo haces por twitter. Si, y no digas que no son para mi, que qué me creo que soy. Así que vamos a ser claros en algunas cosas.
Ya fue esto, para mi sos una gran persona, sos un chabón espectacular en muchos aspectos, tuviste tus falencias, como yo las mías y lo admito. No tuve paciencia en muchas cosas de vos, como tu laburo, tus tiempos, tu cansancio, pero bueno, no somos las mismas personas y no sos tampoco la única (lamentablemente, porque para mi si lo eras), y por supuesto no tenía porque bancarmela, sola encima.
No quiero menospreciarte pero pase un año y pico de mierda con vos. Así de crudo, pero no es nada que no te haya dicho. Más de una vez llore como una pelotuda, por tu frialdad e indiferencia, te chupó un huevo muchas cosas de mi, como si te publicaba, como si te dedicaba algo por acá, como si te ponía una canción, o te mostraba algo que había hecho, las cosas que me entusiasmaban para vos eran lo mismo que nada. Quizás era por el rencor y el perdón que nunca me diste, y jamás alcancé aunque la remé como una campeona.
De tenerte como compañero, pasaste a ser una carga. Me di cuenta que la rutina mata, pero porque vos eras rutinario, a vos te gustaba estar siempre en lo mismo. Esperarte como una gila entusiasmada, que vengas con esa cara de nada, comer, limpiar tu camisa, garchar (encima más de una vez quedarme caliente porque el sexo para vos terminaba cuando acababas) y dormir. Cuántas veces me quedé esperando que me abrazaras o me rompieras la boca de besos después de hacer el amor, pero ahi estaba tu gran espalda haciendose frente ante mis ojos, porque tenias calor o era "mas cómodo"
Y NO SOLAMENTE ESO. Sino tener que bancarme tu poca predisposición los fin de semanas para hacer algo. "Que estoy cansado, que  mi vieja, que esto, que aquello, que mis amigos"; ah! pero cuando salíamos! NO HUBO UNA PUTA VEZ QUE NO