20 may. 2012

0:38

Satisfacción plena da esa sensación de dolor, mezclada con sangre. Con un sentimiento sincero de regocijo miro tus ojos vacíos, carentes de alma. Lentamente me retiro, hasta ese balcón donde por ultima vez te pude besar... Y hoy lloro tu muerte. Hoy, esta noche, no me arrepiento de haber sido quien te ayude a llegar al fin de esa vida sin sentido. Adiós querida, nos veremos en algún universo.