10 mar. 2012

Cero a la izquierda.

Me siento muy estupida por decir esto: pero soy muy infantil. Siento que a veces no tendría que tener estas actitudes de nena a mi edad, pero nacen de mi. Al igual que mi fastidio sin razón alguna con toda persona que se comunique conmigo.  Ahora, necesito pedir perdón si alguna vez moleste o hice enojar a alguien por estos arranques de put* que tengo. Yo no lo quiero hacer, pero es mi maldita forma de ser. Como por ejemplo, hoy. Quizas fue culpa de él por haberme avisado tarde o quizas culpa del servicio de Personal por andar tan mal. Lo espere como una pelotud* por 3 horas, pero quedará en él lo que pasó realmente. 
Admito que en este estado actuo y hablo mal, algo de muchas cosas que le molesta a mi vieja. Y por ende: Mi enojo termina siendo SU enojo. Tengo esa habilidad y "superpoder" asombroso de irradiarlo. Sí, irradio mi enojo, por eso me denominan en mi casa xomo "gente tóxica". BUUUUUU, temanmé! Ja.
Me siento poderosa, pero no tendría que jactarme por tener este carácter de mierd*. Y sigo en la misma, me enojo y enojo. Soy calentona, me fastidio con facilidad, y todo esto lo ves mediante mi cara y forma de hablar. No es que voy pegando portazos o pateando viejas por la calle, simplemente me callo y bancate mi figurita facial.
Sumandole a todo esto me siento la persona más insignificante, menos que un cero a la izquierda. Además, no tengo persona con quien hablarlo, no tengo con quien (mejor dicho) poder decir QUÉ me pasa. Mis viejos siempre están en la suya, y si les contas solo obtenes un balbuseo como respuesta, y después te vuelven a dar la espalda. Amigas últimamente ni se dan a conocer, no llaman, no me buscan, nada de nada, andan (también) en la suya. Amigos: uno, y con bastantes problemas como para escuchar los mios. ¿Mi hermano? No gracias, no quiero que sea una noticia nacional. El único que me quedaría sería él, pero no quiero "pasarle mi mala onda"; porque creo que uno cuando uno le cuenta sus problemas a otros, está pasando energía... mala (que no hace bien), y me odiaría si él, la única persona que siento que me quiere ultimamente, está mal por mi culpa. 

En fin.
En estos casos tengo tres opciones:
-Pedir un turno con un psicologo.
-Ser indiferente a lo que me pasa.
-Agua y un cortacorriente. 

Pero, sinceramente, no tengo inclinación por ninguna de estas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario