9 sept. 2012

Te amo

Que placer es ver como dos ríos de corrientes distintas vierten sus aguas en la cuenca, 
escuchando como la melodía turbia que provocan se vuelve unísona
y se mezclan, convirtiendose en una unión inseparable: todo para ser uno.
Que placer es sentir eso mismo, cuando cuerpo ajeno tan deseado,
 aire que aceleran y calman nuestros sentidos, y alma pura a la que amamos, 
están tan cerca de nosotros, fucionandose en minutos, horas de amor...
Sonrisas, susurros, cosquillas, besos, mordiscos, perfumes, 
caricias, miradas, mas besos, calor, nervios, magia.
Mejor que todo, peor que nada. 
Despertar sin culpa por la mañana.
El mismo tropezón cuando nos vemos
y el anhelo de repetirlo 
cuantas veces se pueda por luna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario