29 oct. 2016

Pensamiento II

I.
Me siento otra. No pienso en nada más que en tener éxito, en progresar y esas cosas. Me acuerdo que de saltamontes leía Maitena y sus historietas con leyendas de "a los diez, buscas al príncipe, a los veinte ser exitosa, a los treinta ¿los hijos?" o algo así. Pero en serio, 20 años y necesito seguir adelante. 2016 de años de cambios, profundos. Conmigo misma, con mis alrededores. Empecé a entender que no necesito a nadie más que a mi misma, a una flaca que esté bien, que esté tranquila, que pueda conciliar el sueño, pero que si no es así sea por lo atareada que estará al otro día. Estar hasta el cuello de cosas de la facultad y de proyectos es lo mejor que me está pasando. Necesito capital, $i.

II.
Ocho meses soltera y apareció. Con esos ojos, la forma en que se arregla el pelo, de prender un cigarrillo, de tratarme como una mujer aunque me sienta todavía una pendeja. Encontré a alguien más que un apasionado de la vida, de las noches y la dulzura. Es el compañero que quizás siempre proyecte tener. Nadie más que él me banco en toda esta etapa nueva de no saber para donde ir, con quién ir, que hacer. Me salvó de tantas noches de amargura y soledad, y lamento no haberte conocido antes o de haberme dado cuenta tarde de la persona que tenía al lado, qué a pesar de conocernos hace tan poco tiempo me soportaste más que amigos de antaño. Estabas enamorado de mi, y yo también. Se dio todo tan lindo que es increíble estar donde estoy, con él.
Te pienso, te quiero conmigo ahora y todo el tiempo. Sos más que un

compañero, sos más que un amigo. Supe entender que no tenía idea de lo que era el amor, que todo lo que absorbí estaba tan mal, pero me lo mostraste en tu práctica. Amar es libertad, es confiar, es acompañar, y aunque me cuesta, lo tengo muy presente todos los días. "Qué lindo es enamorarme cada vez más de vos" es un mensaje textual que me mandaste hace unos días, y estoy muy idiota. Me pongo insoportable, me pongo muy pesada, pero no lo puedo evitar, en serio. Estoy en un punto que no me importa nada, en absoluto, que piensen lo que quieran de nosotros, pero necesito ser feliz así como lo soy con vos hoy y siempre.

III.
Estoy intentando rodearme de gente que realmente quiere verme bien. Sea por temas del crecimiento personal (que no es por fanfarronear, sino que lo siento presente) o por temas del II. Estoy intentando estar cerca de gente que me apoye, me incentive, que me de palabras de aliento y me felicite por mis logros, por la sonrisa que logré recuperar. Así que me pone bastante triste el hecho que personas muy cercanas y queridas me no sepan apreciarlo. ¿Qué clase de amigx o familia no quiere verte bien? Exacto.
Entiendo que muchas veces no nos dicen lo que queremos escuchar, pero hay cierto limite (qué también entiendo completamente) entre el cuidado y la envidia, no sé si me explico. No importa.

IV.
Con respecto al enamoramiento (II.), me siento muy insoportable. A veces estoy cómoda como soy, pero por otros momentos me siento desubicada. Es como estar de vuelta en el estado donde me siento yo misma, pero siempre retardado por la gente que no quería que sea así. No quiero decir que él me haga estas aclaraciones o algo similar, sino que a veces es su forma de mirarme, como indiferente en algunas cosas... espero que solamente sea algo que deliro, que sea producto de verlo y que carbure todo el tiempo, o todavía las cosas que no entiendo de su forma de ser. Es muy malo acostumbrarse. 
Cuando me emociono por alguna cosa y lo expreso demasiado no puedo no acordarme de esos que me decían que me calmara, o lo molesta, lo hincha pelotas que soy. Y me duele, me siento triste. Porque no se como comportarme, con quien comportarme así, en que momentos.
Tengo que dejar de preocuparme tanto por lo que dicen los demás, sí, pero tanto haberlo escuchado, y más cuando era chica, no está bueno. Me siento pendeja para algunas cosas, y a veces muy madura para otras. No comprendo cuando tener que hacer tan o cual cosa. Estoy como muy mareada con el "behaviour".

No hay comentarios:

Publicar un comentario